Blog de Gina Aran

Comunicación.Talento.Coaching.Liderazgo.

Elevator pitch: 5 pasos para prepararlo y 1 minuto para la gloria

Utilízalo para presentar tu proyecto o tu candidatura con éxito.

elevator pitch1foto:youinc

 ¿Qué es y para qué sirve?

Elevator pitch es un discurso informal de corta duración, tanto como un viaje en ascensor. También se denomina elevator speech, discurso de ascensor.

Consiste en presentar un proyecto en pocos segundos que llame la atención de alguien, de forma que se propicien posteriores encuentros para persuadir a inversores o empresas.

También se utiliza para presentarse a uno mismo a otras personas que eventualmente puedan contratarte o iniciar una colaboración profesional contigo.

Es imprescindible tener preparado un elevator pitch especialmente en eventos de networking, que no deberían limitarse a ser un mero intercambio de tarjetas.

¿Por qué prepararlo?

  • Como dura tan poco, te obliga a sintetizar y por tanto estrujarte el cerebro para hallar y elegir lo mejor de ti o de tu proyecto, aquello que atrapará de tal modo a tu interlocutor que quiera oír más.
  • Casi sin darte cuenta, estarás haciendo un análisis profundo de ti mismo y de lo que puedes ofrecer.
  • Además, para elegir qué ítems transmitir, tendrás que basarte en cuáles de ellos cubren las necesidades de las empresas que puedan estar escuchándote. Por tanto, necesitarás estar bien informado, así como tener un alto grado de empatía y estrategia.
  • La brevedad hace que no pongas ‘paja’ al discurso y así destacar las ideas clave.

Como puedes apreciar, preparar un elevator pitch, te puede aportar mucho más que un contrato: autoconocimiento, seguridad en ti mismo, mejora de tu expresión, desarrollo de empatía, etc.

 Así lo hacía Melanie Griffith. En un minuto convence al inversor (minuto 1.36 al 2.33):

elevator pitch2

 

Recuerdo que hace poco Goyo Prados,  en la sección de talento  que hacemos cada miércoles, RNE4-Catalunya me puso este corte de “Armas de mujer” y comenté que, más allá de la ficción, lo decisivo era la convicción y la autenticidad de la protagonista. Llamaba especialmente la atención que el inversor, aun habiendo confiado en la otra profesional (S. Weaver) durante muchos años, se decantara por la recién conocida Griffith. 

 

 

Sin duda, la fuerza de los argumentos y la diferenciación, sumados a la pasión, constituyen una receta infalible.

 convicción + habilidad comunicativa

En efecto, a menudo las mejores ideas se quedan sin premio: tener una buena idea pero no saberla transmitir no sirve de nada. Sin embargo, ideas más modestas han conseguido captar la atención por estar bien comunicadas. Ante estas dos opciones

  1. Mejor idea, peor discurso
  2. Peor idea, mejor discurso

La segunda gana, al menos en primera instancia.

Esto todavía se ve más claro cuando lo que se ‘vende’ es uno mismo. Hay personas con menos competencias que sin embargo saben sacarles provecho y transmitirlas de tal forma que las empresas se interesan por ellas. A los seleccionadores nos interesa encontrar talento, ¡no lo escondas, explícalo bien!

 Explica bien tu talento y con seguridad.

 ¡Ojo! No hay que confundirse. Tiene que haber materia prima y no solamente labia.

 Ser y parecer van de la mano, nunca separados.

 No sólo hay que estar preparado sino también parecerlo. Lo que sí es cierto es que alguien con muchas más aptitudes pero nula habilidad para comunicarlas, muy probablemente no será objeto de interés. Y no solo porque no supo transmitir, sino porque las habilidades comunicativas son en sí mismas una competencia muy valorada.

Ingredientes para un buen elevator pitch

Dado que es una exposición muy breve, debemos ser capaces de decir mucho con muy poco. Estos son tres requisitos imprescindibles:

  • Claridad de ideas
  • Capacidad de síntesis
  • Habilidad comunicativa

Cualquier circunstancia puede ser una ocasión para dar a conocer tu valor, por lo tanto te recomiendo que desde ¡ya! hagas un ejercicio de autoconocimiento. Cualquier evento o espacio al que acudas te dará multitud de ocasiones para presentarte, incluso una situación cotidiana como ir a comprar la fruta podría brindarte una inesperada oportunidad. Tú eres tú, tus ideas y tus talentos en todo momento. Transmites marca personal 24/7.

¿Cómo preparar el elevator pitch?

Sigue estos 5 pasos:

1. Fase de autoconocimiento.

¿Qué deseas? ¿Cuál es tu objetivo? ¿Qué sabes hacer? ¿Qué te apasiona de tu profesión? ¿Cuáles son tus fortalezas? ¿Qué destaca del modo en que haces las cosas?

2. Elige tus T T T

Ttres talentos tuyos. Tres habilidades, tres aptitudes, tres rasgos de personalidad, tres conocimientos, en definitiva tres cualidades -de las decenas que tienes- que son destacables y que pueden ser interesantes para las empresas. En caso de una entrevista de trabajo, tienes que estar siempre a punto para responder a la pregunta “Qué puedes contarme de ti?” Aquí va tu elevator pitch.

3. Construye tu mensaje utilizando comunicación verbal y no verbal

Comunicación verbal: palabras de alto contenido, recuerda que “menos es más”. Evita palabras que resulten ambiguas (intentaré, quizá, etc…). Busca sinónimos a las palabras más habituales.

Lenguaje no verbal: apariencia, tono de voz, gestualidad (encuentra más información en este webinar de InfoJobs http://ow.ly/ZEtmN )

  Webinar InfoJobs Gina Aran vídeo
4.Estructura tu discurso de manera parecida a esta:
  • Tu nombre (y el de tu proyecto si cabe)
  • Tus logros
  • Tu propuesta
  • Elemento recordatorio (una cita, una frase, un lema…+ tu tarjeta)
  • Beneficio para quien te escucha (¡siempre!). ¿Qué va a conseguir contigo?

5.Transmite con:

  • Pasión (¡emociona!)
  • Seguridad
  • Positividad

Siempre recomiendo que se ensaye el elevator pitch hasta que salga de forma natural. Recuerda…

 “Hay que practicar mucho para saber improvisar”.

.

.

.

También te puede interesar:

LA IMAGEN EN LA ENTREVISTA PROFESIONAL: ¿TATUAJES SÍ O NO?

ERRORES DE COMUNICACIÓN EN UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

COMUNICACIÓN NO VERBAL, NEUROCIENCIA Y MÁS

NUEVO PARADIGMA Y SELECCIÓN

Anuncios

Un comentario el “Elevator pitch: 5 pasos para prepararlo y 1 minuto para la gloria

  1. Pingback: Momento de buscar trabajo: ¿por dónde empiezo? – Comunicación corporativa, protocolo y eventos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 20 marzo 2016 por en Coaching.
A %d blogueros les gusta esto: